La vida entre un pueblo y una ciudad [4]

Listen here

Seis y cuarto de la mañana.

Por fin es viernes. Hace un día precioso, de vuelta a casa el termómetro de la carretera que cruza Altorricón marcaba 26 grados.

Cuando he llegado a casa como ya había comido, he ido al patio y me he tumbado en la hamaca a tomar el sol y echar una siesta. El gato del vecino me ha venido a visitar varias veces.

He visto que en el pueblo están preparando para esta noche una cena popular en la Plaza Mayor, todavía no hemos decidido si vamos a ir pues Ishmael está muy cansado los viernes por la noche.

Hasta mañana. 🙂

PD: He tomado solo tres cafés con leche.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s