La vida entre un pueblo y una ciudad [8]

Nueve y media de la mañana.

Hacía años que no me levantaba a estas horas y creo que si no llega a ser per Ishmael que ha venido a despertarme para decirme si quería un café con leche, no me levanto.

Me he tomado dos cafés con leche seguidos, y por fin he conseguido despertarme. Me encantan los domingos en los que no tienes ningún compromiso y dispones de todo el tiempo para hacer lo que te apetezca.

Hemos pasado prácticamente toda la mañana en el patio, el sol calentaba lo suficiente para ponerme el bikini y tomar el sol. Me siento llena de energía.

Voy a repasar los apuntes de catalán, mañana tengo clase y la fecha del examen ya se acerca.

¡Hasta pronto! 🙂

La vida entre un pueblo y una ciudad [6]

Seis y cuarto de la mañana.

Conciliar la vida laboral con la familiar, sobretodo cuando los niños están de vacaciones, es agotador para todos. Es por esta razón que no he podido escribir estos días, la verdad es que no tengo tiempo para nada.

Lanzo una pregunta: Si no tienes los abuelos que se puedan ocupar de los niños o una buena canguro ¿es mejor vivir en la ciudad o en un pueblo?

Por cierto hoy he tomado nueve cafés con leche, pero esto no va impedir que duerma profundamente toda la noche, estoy reventada.

Hasta mañana, espero.

La vida entre un pueblo y una ciudad [5]

Ocho de la mañana.

Mis chicos me han dejado dormir, es que saben que soy una dormilona.
Nos hemos dado prisa y hemos ido Tamarite a tomar café al bar Juanet, donde hacen uno de los mejores cafés con leche que he probado nunca. Si lo pides en vaso te lo sirven en vaso de caña como a mi me gusta. Es un lugar especial donde se mezcla todo tipo de gente, vale la pena coger el coche y conducir esos cinco kilómetros.
Hoy la Asociación de Amas de Casa de Alcampell organizan una merienda en la Plaza Mayor para todos los que quieran probar productos de tocino. Es el evento que pensé que se hacía ayer, me confundí 😦
Chris, Ishmael y yo hemos ido a tomar algo y saludar a nuestros vecinos, el ambiente está muy animado y hay mucha gente, se nota que ya han llegado algunos de los que pasan las vacaciones de Semana Santa.
Hasta mañana 🙂

DSC03076.JPG

DSC03078.JPG

La vida entre un pueblo y una ciudad [1]

DSC02604.JPG

Listen here

Seis y cuarto de la mañana.

Me levanto y lo primero que hago es prepararme un café. Me gusta el silencio que hay en la casa.

Tardo cuarenta y cinco minutos en estar lista y arreglada. Salgo de casa y conduzco los 44 Km. hasta mi trabajo. Si no hay niebla me gusta este pequeño viaje. Sobretodo en sentido contrario cuando vuelvo a casa.

Como he llegado demasiado pronto voy al bar del mercado a tomar un café con leche en vaso ¡Ostras! este es el tercero, tomo demasiado café debo moderarme.
Hoy ha sido un día tranquilo los jefes se han marchado a media mañana. Ojalá esto pasara cada día.

Como si fuera una adolescente me ha salido un grano ¡Soy premenopáusica! Voy a ver qué puedo hacer.

Hasta mañana 🙂